.
.

Llega el nuevo paradigma que rinde culto a la Inteligencia Artificial, al Big Data y la IoT.

.

Obama y Mark Zuckerberg han elogiado los libros de Yuval Noah Harari. En el último, “Homo Deus“, recomendado por Bill Gates, Harari habla acerca del Dataísmo que “no venera ni a dioses ni al hombre: adora los datos”. Los dataístas creen que todo lo bueno (incluido el crecimiento económico) depende de la libertad de información. Si queremos crear un mundo mejor, la clave es liberar los datos. El flujo de información es el valor supremo y la libertad de la información es “el mayor bien de todos”.

.

om gate gate paragate parasamgate bodhi svaha / Forma es Vacío. Vacío es Forma.

.

 

 

 

Índice

Dedicatoria

  • 1 Presentación
  • 2 Definición de dataísmo
  • 3 El dataísmo
    • 3.1 Historia del dataísmo
    • 3.2 Filosofía del dataísmo
      • 3.2.1 Byung-Chul Han
      • 3.2.2 Yuval Noah Harari
  • 4 Homo Deus: Breve historia del mañana
  • 5 Tecnologías
    • 5.1 Big Data o Macrodatos
    • 5.2 Inteligencia Artificial Fuerte
      • 5.2.1 ¿Nadan los submarinos = piensan las máquinas?
      • 5.2.2 ¿Pasará —o ha pasado ya— una máquina el Test de Turing pronto?
    • 5.3 Biología molecular y nanomáquinas
      • 5.3.1 Materiales inteligentes y nanosensores
    • 5.4 Internet de las cosas
    • 5.5 Polvo Inteligente o Smartdust
    • 5.6 Sistemas de reconocimiento facial
    • 5.7 En un juicio, ¿desearías ser juzgado por una I.A.?
  • 6 La Información quiere ser libre.
  • 7 Privacidad y Filtraciones
    • 7.1 Monitorización de tus datos
  • 8 Seguridad, Salud y Progreso científico vs. Privacidad
  • 9 El dataísmo como … ¿”religión”?
    • 9.1 Kopiameísmo
    • 9.2 Compatibilidad del dataísmo con otras religiones y con el ateísmo
  • 10 Conócete a Ti Mismo. Nosce Te Ipsum. Gnothi Seauton.

¿Qué vas a hacer?

.

.

.

.
.

Hola mundo.

Este artículo y todo el proyecto artístico-tecno-filosófico-científico-divulgativo de dataismo.es está dedicado a la memoria de Aaron Swartz y de todos aquellos que a lo largo de la Historia contribuyeron con sus vidas a la liberación de la información y al sagrado flujo de la información, en cualquiera de sus formas. A Esos datos en los que quiera que sea que te hayas transformado Aaron:

Gracias.

.

.

Aaron Swartz, 1986-2013. Programador, emprendedor, escritor, activista político y hacktivista de Internet, quien se suicidó en 2013, es considerado por Yuval Noah Harari como el «primer mártir» dataísta.

 

 

Querido lector/a:

Lo que estás a punto de comenzar a leer tan sólo pretende ser una breve introducción al dataísmo. Si disfrutas con su lectura, te invitamos a que te suscribas a nuestro boletín de noticias para estar informado cada vez que publiquemos nuevo contenido y que compartas este artículo en los foros y redes sociales en los que participes: es decir, que nos ayudes a inyectar el virus mental del dataísmo en otros y a cumplir así como dataísta los dos Mandamientos Supremos del dataísmo:

.

  • Un dataísta debe maximizar el flujo de datos conectándose cada vez a más medios y produciendo y consumiendo cada vez más información.
  • El segundo mandamiento es conectarlo todo al sistema. No debemos dejar ninguna parte del universo desconectada de la gran red de la vida.

.

Así nos ayudarás a crecer, nos animarás a escribir la 2ª Parte de este artículo, seguiremos ganando Adeptos para la Iglesia del Dataísmo y después, unidos…

 

¡conquistaremos el mundo!

}:-)

.

.

¿Listos? Pues… ¡allá vamos…!

.

.

Definición de dataísmo.

Dataísmo es un término que ha sido utilizado para describir la mentalidad, filosofía o religión creada por el significado emergente del Big Data, la Inteligencia Artificial y la Internet de las cosas (IoT).

.

.

.

¿Te imaginas que, tú, querido/a lector/a, sin tú todavía sospecharlo, YA fueses un dataísta?

.

.

 

 

dato…WAT?

.

 

.

.

¿Te imaginas que, por el mero hecho de vivir en este mundo híperconectado de todo con todos, TODOS NOSOTROS ya estuviéramos viviendo en la Era Dataísta?

.

.

 

.

Bienvenido/a al nuevo y último Paradigma —que NO ideología: la ideología se puede escoger, el Paradigma no— tras el ya obsoleto Posmodernismo, el último avatar del Homo Sapiens:

.

el Dataísmo.

.

Puedes alabarlo, puedes no estar de acuerdo, puedes citarlo, puedes no creer en ello, glorificarlo o vilipendiarlo.

Pero la única cosa que no puedes hacer es ignorarlo.

.

 

.

.

 

David Brooks, el periodista del New York Times que en 2013 utilizó por primera vez el término “dataísmo en su contexto actual.

La primera persona en utilizar el término con esta connotación fue el analista cultural David Brooks en el periódico New York Times en febrero de 2013.

Brooks argumentaba que en un mundo con cada vez mayor complejidad, confiar en los datos puede reducir los sesgos cognitivos y “alumbrar patrones de comportamiento que todavía no hubiéramos percibido”.

Posteriormente, en 2015 el también periodista del NYT Steve Lohr publicó su libro “data-ism” en el que hablaba acerca del impacto del Big Data en nuestras vidas.

Y ahora entramos en harina, el par de pesos pesados que han aportado el sustrato filosófico al dataísmo.

En primer lugar, una de las estrellas del rock del pensamiento filosófico actual.

Se trata de uno de los mayores intelectuales de nuestro tiempo, heredero de Sigmund Freud, Walter Benjamin, Carl Schmitt, Richard Sennett, René Girard, Giorgio Agamben, Deleuze/Guattari, Michel Foucault, Michel Serres, Pierre Bourdieu y Martin Heidegger. El filósofo surcoreano y nacionalizado alemán Byung-Chul Han.

En 2014 Han publica su libro Psicopolítica. Esto es lo que comenta al respecto del dataísmo:

“El Big Data debe liberar el conocimiento del arbitrio subjetivo. Así pues, la intuición no representa una forma superior del conocimiento. Se trata de algo meramente subjetivo, de un auxilio necesario que suple la falta de datos objetivos. En una situación compleja, siguiendo esta argumentación, la intuición es ciega. Incluso la teoría cae bajo la sospecha de ser una ideología. Cuando hay suficientes datos, la teoría sobra. La segunda Ilustración es el tiempo del saber puramente movido por datos. […] El dataísmo se muestra como un dadaísmo digital. También el dadaísmo renuncia a un entramado de sentido. Se vacía a la lengua totalmente de su sentido: «Los sucesos de la vida no tienen ni comienzo ni fin. Todo transcurre de manera idiota. Por eso todo es igual. La simplicidad se llama dadá».

El dataísmo es nihilismo. Renuncia totalmente al sentido. Los datos y los números no son narrativos, sino aditivos. El sentido, por el contrario, radica en una narración. Los datos colman el vacío de sentido.[…] En general, el dataísmo adquiere rasgos libidinosos, incluso pornográficos.

Los dataístas copulan con datos.

Así, se habla de «datosexuales». Son «inexorablemente digitales» y encuentran los datos «sexys».

El dígito se aproxima al falo.”

Fuente: Byung-Chul Han. Psicopolítica, Barcelona, Herder Editorial, 2014, ISBN 978-84-254-3368-9.

 

Vídeo de recomendabilísimo visionado para comprender un poco mejor el contexto de las palabras de Han en nuestra sociedad actual:

.

Interesante vídeo, ¿eh?

.

Pues bien, en el año 2016, el Profesor de la Universidad Hebrea de Jerusalén, Yuval Noah Harari publica en 2016 «Homo Deus: Breve historia del mañana».

¿Qué tienen en común Barack Obama, Angela Merkel, Mark Zuckerberg y Bill Gates? Pues que los cuatro han recomendado Sapiens: De animales a dioses, el anterior libro de Harari, del que se llevan vendidos más de 1 millón de ejemplares en todo el mundo y ahora el mismísimo Bill Gates desde su página web ha hecho esta entusiasmada crítica de Homo Deus: Breve historia del mañana.

.
.

Obama (aquí), Mark Zuckerberg (aquí) y Bill Gates (aquí), los 3 han recomendado entusiasmadamente los libros de Harari.

Homo Deus: Breve historia del mañana

 

En Homo Deus, Harari argumenta que todas las estructuras políticas o sociales competidoras pueden ser vistas como sistemas de procesamiento de datos:

«El dataísmo declara que el universo consiste en flujos de datos y que el valor de cualquier fenómeno o entidad está determinado por su contribución al procesamiento de datos».

Véase, por ejemplo, Kevin Kelly, What Technology Wants, Nueva York, Viking Press, 2010; César Hidalgo, Why Information Grows: The Evolution of Order, From Atoms to Economies, Nueva York, Basic Books, 2015; Howard Bloom, Global Brain: The Evolution of Mass Mind from the Big Bang to the 21st Century, Hoboken, Wiley, 2001; Shawn DuBravac, Digital Destiny: How the New Age of Data Will Transform the Way We Work, Live and Communicate, Washington DC, Regnery Publishing, 2015.

Harari plantea que «podemos interpretar que toda la especie humana es un sólo sistema de procesamiento de datos, siendo cada uno de los seres humanos un chip».

Harari expone que el conjunto total de la historia del ser humano puede leerse como un proceso de de mejora de la eficiencia de este sistema incrementando el número y variedad de procesadores/chips del sistema, incrementando el número de conexiones entre procesadores e incrementando la libertad de movimiento junto con las conexiones existentes. Se puede leer una forma resumida de este argumento en el artículo de Harari en la revista Wired en 2016.

Homo Deus: Breve historia del mañana de Yuval Noah Harari, recomendado por Bill Gates.

Harari también plantea que Aaron Swartz, quien se suicidó en 2013 después de ser procesado por liberar centenares de miles de artículos científicos del archivo online JSTOR de forma gratuita, podría ser denominado el «primer mártir» del dataísmo.

Escribiendo para el Financial Times, Harari argumentó que el dataísmo presenta un desafío existencial a la ideología moral dominante del humanismo, que ve a los sentimientos humanos como la última autoridad del mundo: «el humanismo se enfrenta ahora al desafío existencial y la idea de libre albedrío está siendo amenazada

Una vez que los sistemas Big Data me conozcan mejor de lo que yo me conozco a mí mismo, la autoridad se desplazará de los humanos a los algoritmos».

Harari predice que la conclusión lógica de este proceso es que con el tiempo los humanos otorgarán a los algoritmos la autoridad para tomar las decisiones más importantes de su vida, como con quién casarse, por ejemplo.

El dataísmo une “El origen de las especies de Darwin”, habiendo acabado por ver las ciencias de la vida a los organismos como algoritmos bioquímicos con la Máquina de Turing de Alan Turing, produciendo los científicos algoritmos electrónicos cada vez más sofisticados. El dataísmo UNE ambos mediante las matemáticas: las leyes matemáticas se aplican tanto a los algoritmos bioquímicos como a los algoritmos electrónicos. Así, la frontera entre animales y máquinas se difumina hasta desaparecer, esperando el momento en el que los algoritmos electrónicos acaben por descifrar los algoritmos bioquímicos y los superen.

Todos somos algoritmos. Las máquinas y los seres vivos. Los humanos somos algoritmos orgánicos. Con la información que tenemos, actuamos. Los sentimientos y las emociones son mecanismos bioquímicos que los animales usan para tomar decisiones. Es un cálculo veloz de probabilidades que nos ayuda a sobrevivir. Cuando vemos un tigre, aparece el miedo porque un algoritmo bioquímico calcula que la probabilidad de morir es grande. La química sexual aparece cuando tenemos posibilidades de aparearnos con alguien. Son algoritmos que se han ido perfeccionando a lo largo de cientos de miles de años. Si el algoritmo se equivocaba, morías. Y tus genes no pasaban a la siguiente generación.

Continúa Harari explicando cómo, para el dataísmo la Quinta Sinfonía de Beethoven, la burbuja de la Bolsa y el virus de la gripe no son sino tres pautas de flujo de datos que pueden analizarse utilizando los mismos conceptos y herramientas básicos. Por fin, musicólogos, economistas y biólogos celulares pueden comprenderse mutuamente. Esto les proporciona por primera vez en la historia de la Humanidad a todos los científicos un lenguaje común.

La Inteligencia Artificial Fuerte: ¿amenaza u oportunidad?

Con esta increíble herramienta nueva se invierte la pirámide de conocimiento: hasta ahora los datos se veían únicamente como el primer eslabón del trabajo científico. El proceso era el siguiente: los humanos destilaban los datos para obtener información, ésta era analizada para obtener conocimiento y éste último pasaba a ser sabiduría. Esto deja de ser así para el dataísmo: los humanos ya no podemos enfrentarnos a la ingente cantidad del flujo de datos ni mucho menos destilar la inmensa cantidad de datos en información ni muchísimo menos en conocimiento o sabiduría.

De esta forma nos damos cuenta de que el procesado de datos ha de ser encargado a un algoritmo electrónico, a una Inteligencia Artificial cuya capacidad de procesamiento de datos excede por muchísimo la del ser humano.

Así pues los dataístas se muestran escépticos en relación con la sabiduría y conocimiento humanos ya que prefieren depositar su confianza en el Big Data y en los algoritmos de Inteligencia Artificial que procesen ese Big Data.

El dataísmo es la fusión de sus dos disciplinas principales: informática y biología. De las cuales la más importante es la biología. Hoy en día no sólo se ven como sistemas de procesamiento de datos a los organismos individuales, sino también a sociedades enteras como las colmenas, las colonias de bacterias, los bosques y las ciudades humanas.

¿El algoritmo de una máquina también se puede equivocar, verdad?

Sí, pero no hace falta que sea perfecto. Sólo tiene que ser mejor que nosotros. Piensa en Google Maps, ya no hace falta tener un conocimiento de la ciudad. Basta con seguir las instrucciones. La autoridad va de la humanidad al algoritmo. Y esto mismo está pasando en muchas facetas de la vida. En la salud, por ejemplo. Si una pulsera tipo Fitbit te monitoriza las 24 horas, acabará detectando si estás enfermo o no antes que tu médico. Las compañías de seguros te animarán a que te las pongas. Tendrán dos tarifas, una con descuento si te la pones y otra más cara.

Pero dejemos que sea el mismo Harari quien nos lo explique mucho mejor:

 

 

 

En esta dirección se puede ver la intervención de Harari en el Foro Económico Mundial celebrado en Enero de 2018, seleccionando audio en español.

 

Piratear personas es de lo que habla Harari… inquietante, ¿verdad? Pues sigamos, sigamos…:

.

.

“Si comparas a Elon Musk con Putin o Trump, no hay color. Las decisiones más importantes ya no se toman en Bruselas, el Kremlin o la Casa Blanca; las toman ingenieros de software, científicos, empresarios…

¿La democracia es uno de los pilares del sistema, también está en crisis?

En 50 o 100 años, todos los sistemas políticos que hemos conocido serán irrelevantes. Democracia, comunismo, dictaduras… Si tenemos estos sensores biométricos en nuestro cuerpo y un algoritmo que te monitoriza todo el día y sabe cómo te sientes y lo que quieres y lo que necesitas, ya no se votará. La simple idea de celebrar unas elecciones nos sonará ridícula. Votar cada cuatro años, y quizá ese día te duele el estómago y cambias tu voto. Es tan primitivo. Pero también nos parecerá una locura la idea de tener un dictador.

Es posible que los muy ricos se fundirán con las máquinas y superarán al Homo sapiens, como una especie de semidioses.

No somos los últimos Homo sapiens sobre la faz de la Tierra pero sí una de las últimas generaciones. Es muy probable que en 100 años hayamos sido sustituidos por otra clase de entidades. Y en dos o tres siglos es muy muy difícil que sigamos dominando el planeta.”

Fuente: Yuval Noah Harari: “Es muy probable que en cien años seamos sustituidos por otras entidades”

 

Harari: “Las dictaduras emplean métodos de procesamiento centralizado, mientras que las democracias prefieren el procesamiento distribuido.”

¿Qué va a pasar con el mercado de trabajo cuando la Inteligencia Artificial supere a los humanos en la mayoría de las tareas?

¿Qué vamos a hacer con esa nueva clase formada por cientos de millones de personas sin empleo que van a ser económicamente irrelevantes?

La economía también es un mecanismo para acopiar datos sobre deseos y capacidades, y transformar estos datos en decisiones. Se ha estimado que la Bolsa necesita solo quince minutos de comercio para determinar la influencia de un titular del The New York Times sobre los precios de la mayoría de acciones.

La Economía es otro organismo vivo susceptible de ser modelado por algoritmos matemáticos implementados electrónicamente.

“Los científicos políticos también interpretan cada vez más las estructuras políticas humanas como sistemas de procesamiento de datos.

Al igual que el capitalismo y el comunismo, las democracias y las dictaduras son en esencia mecanismos que compiten para conseguir y analizar información.

Las dictaduras emplean métodos de procesamiento centralizado, mientras que las democracias prefieren el procesamiento distribuido. En las últimas décadas, la democracia ha salido vencedora porque en las condiciones únicas de finales del siglo XX el procesamiento distribuido funcionaba mejor. En otras condiciones (las predominantes en el antiguo Imperio romano, por ejemplo), el procesamiento centralizado tenía ventaja, razón por la que la República romana cayó y el poder pasó del Senado y las asambleas populares a las manos de un único emperador autócrata.

Esto implica que, a medida que las condiciones de procesamiento de datos vuelvan a cambiar en el siglo XXI, la democracia podría decaer e incluso desaparecer. Puesto que tanto el volumen como la velocidad de los datos están aumentando, instituciones venerables tales como las elecciones, los partidos políticos y los parlamentos podrían quedar obsoletas, y no porque sean poco éticas, sino porque no procesan los datos con la suficiente eficiencia.”

Harari: “Las religiones verdaderamente impactantes saldrán de Silicon Valley, no de Oriente Medio.”

 

 

.

Según Harari,

  • Después de cuatro mil millones de años de vida orgánica, la era de la vida inorgánica está comenzando.
  • Los principales productos de la economía del siglo XXI no serán los textiles, los vehículos y las armas, sino los cuerpos, los cerebros y las mentes.
  • Mientras que la Revolución Industrial creó a la clase obrera, la próxima gran revolución creará la “clase innecesaria”.
  • La forma en que los seres humanos han tratado a los animales es un buen indicador de cómo los seres humanos mejorados tratarán al resto.
  • El islamismo radical supone un reto imponiendo su resistencia, pero las religiones verdaderamente impactantes saldrán de Silicon Valley, no de Oriente Medio.
  • La democracia y el mercado libre se derrumbarán una vez que Google y Facebook nos conozcan mejor de lo que nos conocemos nosotros mismos. La autoridad cambiará de manos: pasará de estar bajo el control de los individuos para ser propiedad de los algoritmos de la red.
  • Renunciaremos conscientemente a la privacidad en la búsqueda de una mejor salud.
  • Los humanos no lucharán contra las máquinas, se fusionarán con ellas. Nos dirigimos hacia el matrimonio más que a la guerra.
  • La mayoría de nosotros no llegará a decidir cómo la tecnología afectará a nuestras vidas porque la mayoría de nosotros no entiende esta tecnología. ¿Cuántos de nosotros, de hecho, votaron sobre cómo funcionaría Internet?

.


.

Además, Harari dice que “desde una perspectiva dataísta, podríamos interpretar a toda la especie humana como un único sistema de procesamiento de datos en el que los individuos hacen las veces de chips. En tal caso, también podríamos entender toda la historia como un proceso de mejora de la eficiencia de este sistema, mediante cuatro métodos básicos:

  • Aumento del número de procesadores.

Una ciudad de 100.000 habitantes tiene más potencia de cómputo que un pueblo de 1.000 habitantes.

  • Aumento de la variedad de procesadores.

Diferentes procesadores podrían emplear maneras diversas de calcular y analizar datos. Por lo tanto, emplear varios tipos de procesadores en un único sistema podría aumentar su dinamismo y creatividad: una conversación entre un campesino, un sacerdote y un médico podría producir ideas nuevas que nunca aparecerían en una conversación entre tres cazadores-recolectores.

  • Aumento del número de conexiones entre procesadores.

Tiene poco sentido aumentar únicamente el número y la variedad de procesadores si están poco conectados entre sí. Es probable que una red comercial que conecte diez ciudades produzca más innovaciones económicas, tecnológicas y sociales que diez ciudades aisladas.

  • Aumento de la libertad de movimientos a lo largo de las conexiones existentes.

Conectar procesadores apenas es útil si los datos no pueden fluir libremente. Construir carreteras entre diez ciudades no será muy útil si están plagadas de ladrones o si algún déspota autócrata no permite que comerciantes y viajeros se muevan como deseen.

.

.
.

.

Tecnologías

.

.

.

Big Data o Macrodatos

Big data, macrodatos, datos masivos, inteligencia de datos o datos a gran escala es un concepto que hace referencia a un conjuntos de datos tan grandes que aplicaciones informáticas tradicionales de procesamiento de datos no son suficientes para tratar con ellos y los procedimientos usados para encontrar patrones repetitivos dentro de esos datos.

El límite superior de procesamiento ha ido creciendo a lo largo de los años. Se estima que el mundo almacenó unos 5 zettabytes en 2014.

Si se pone esta información en libros, convirtiendo las imágenes y todo eso a su equivalente en letras, se podría hacer 4500 pilas de libros que lleguen hasta el sol. Los científicos con cierta regularidad encuentran límites en el análisis debido a la gran cantidad de datos en ciertas áreas, tales como la meteorología, la genómica, la conectómica, las complejas simulaciones de procesos físicos y las investigaciones relacionadas con los procesos biológicos y ambientales. Las limitaciones también afectan a los motores de búsqueda en internet, a los sistemas finanzas y a la informática de negocios. Los data sets crecen en volumen debido en parte a la recolección masiva de información procedente de los sensores inalámbricos y los dispositivos móviles (por ejemplo las VANET), el constante crecimiento de los históricos de aplicaciones (por ejemplo de los registros), cámaras (sistemas de teledetección), micrófonos, lectores de identificación por radiofrecuencia. La capacidad tecnológica per cápita a nivel mundial para almacenar datos se dobla aproximadamente cada cuarenta meses desde los años 1980.​ Se estima que en 2012 cada día fueron creados cerca de 2.5 trillones de bytes de datos.”

¿Ser o no Ser?

.

.

Inteligencia Artificial Fuerte

La Inteligencia Artificial Fuerte es aquella inteligencia artificial que iguala o excede la inteligencia humana promedio – la inteligencia de una máquina que exitosamente puede realizar cualquier tarea intelectual de cualquier ser humano. Es un objetivo importante para la investigación sobre IA y un tópico interesante para la ciencia ficción.

La IA Fuerte (IAF) igualmente es referida como Inteligencia General Artificial o AGI por sus siglas en inglés, esta es la habilidad de ejecutar acciones generales inteligentes. La ciencia ficción asocia a la IAF con cualidades humanas como la conciencia, la sensibilidad, la sapiencia y el autoconocimiento.

Hasta el momento, la Inteligencia Artificial Fuerte se mantiene como una aspiración o mejor dicho, es hipotética;

 

Desde el punto de vista filosófico el problema está lejos de resolverse formalmente, véase el experimento mental de la Habitación china de Searle.

La idea de que las máquinas pudieran pensar se le ocurrió a los primeros constructores y programadores de ordenadores. Al respecto, el genial artículo de Turing, 1950. El término “inteligencia artificial” (I.A.) se remonta a una conferencia de verano celebrada en el Darthmouth College de New Hampshire. Muchos pioneros de la I.A. dieron por sentado que dentro de una década o dos los ordenadores serían tan inteligentes como los humanos. Un artículo medular de esos tiempos es McCarthy & Hayes 1969. Otro artículo crucial es Putnam 1960. Pero el optimismo demostró ser injustificado. Pasaron las décadas sin que las máquinas adquiriesen inteligencia al nivel humano. Pronto varios filósofos y otros investigadores argumentaron que los ordenadores no pensarían jamás y que los cerebros y las mentes eran completamente diferentes de los ordenadores. El artículo más importante fue el de John Searle, Searle 1980, donde argumenta que las máquinas no pueden pensar en absoluto porque carecen de la adecuada conexión semántica con el mundo. También un resumen del anti-argumento de Searle y muchas otras respuestas se pueden encontrar en Dietrich 1994. Otra forma de ataque a la I.A. provino de Lucas 1961, quien argumentó que los Teoremas de Incompletitud —acaso sean éstos la cumbre más alta (y también misteriosa) jamás alcanzada por la vía del pensamiento racional— de Kurt Gödel demostraban que las máquinas no podrían pensar. El asunto fue reforzado por Roger Penrose en su famoso libro, Penrose 1989. Y todavía un ataque más a la I.A. vino de Fodor 1987. Todos estos ataques a la I.A. dieron lugar a una ingente cantidad de literatura intentando refutarlos, estando de acuerdo con ellos o enmendándolos. Hasta el día de hoy, no se sabe si las máquinas (ordenadores) pueden pensar, ni si los humanos son máquinas… }:-)

.

Chomsky y Dijkstra: ¿Piensan las máquinas = nadan los submarinos?

¿Piensan las máquinas = nadan los submarinos?

Ante el asombro suscitado al llamar a una máquina “pensante” o “inteligente”, cabe reseñar el argumento que han dado el lingüista, filósofo, politólogo y activista estadounidense Noam Chomsky y el científico computacional Edsger Dijkstra, (no sabemos quién lo expresó antes):

Pensar es una característica humana. ¿Pensará de verdad la Inteligencia Artificial algún día? Eso es como preguntar si los submarinos nada. Si lo llamas nadar entonces, sí, los robots pensarán.

.

El gran científico computacional Edsger Dijkstra dio el siguiente argumento acerca de la inteligencia artificial y de las máquinas pensantes:

John von Neumann especuló sobre los ordenadores y el cerebro humano en analogías suficientemente salvajes como para haber sido expuestas por un pensador mediaval y Alan M. Turing pensó acerca de criterios para dar por concluida la pregunta de si las máquinas pueden pensar, una pregunta de la que sabemos que es tan relevante como la pregunta de si un submarino puede nadar.”

.

A lo mejor y sólo a lo mejor todo no es más que una cuestión lingüística y de perspectiva…

.

El científico computacional Alan Turing propuso un test para decidir si las máquinas podían pensar. Las máquinas, ¿lo han pasado ya o lo pasarán pronto?

¿Pasará —o ha pasado ya— una máquina el Test de Turing pronto?

El test de Turing (o prueba de Turing) es una prueba de la habilidad de una máquina para exhibir un comportamiento inteligente similar al de un ser humano o indistinguible de este. Alan Turing propuso que un humano evaluara conversaciones en lenguaje natural entre un humano y una máquina diseñada para generar respuestas similares a las de un humano.

El evaluador sabría que uno de los participantes de la conversación es una máquina y los intervinientes serían separados unos de otros. La conversación estaría limitada a un medio únicamente textual como un teclado de computadora y un monitor por lo que sería irrelevante la capacidad de la máquina de transformar texto en habla.

En el caso de que el evaluador no pueda distinguir entre el humano y la máquina acertadamente (Turing originalmente sugirió que la máquina debía convencer a un evaluador, después de 5 minutos de conversación, el 70 % del tiempo), la máquina habría pasado la prueba. Esta prueba no evalúa el conocimiento de la máquina en cuanto a su capacidad de responder preguntas correctamente, solo se toma en cuenta la capacidad de ésta de generar respuestas similares a las que daría un humano.

Turing propuso esta prueba en su ensayo “Computing Machinery and Intelligence” de 1950 mientras trabajaba en la Universidad de Mánchester.

Inicia con las palabras: “Propongo que se considere la siguiente pregunta, ‘¿Pueden pensar las máquinas?’”. Como es difícil definir la palabra “pensar”, Turing decide “reemplazar la pregunta con otra que está estrechamente relacionada y en palabras no ambiguas.”, la nueva pregunta de Turing es: “¿Existirán computadoras digitales imaginables que tengan un buen desempeño en el juego de imitación?”.​ Turing creía que esta pregunta sí era posible de responder y en lo que resta de su ensayo se dedica a argumentar en contra de las objeciones principales a la idea de que “las máquinas pueden pensar”.

Desde que fue creada por Turing en 1950, la prueba ha demostrado ser altamente influyente y a la vez ampliamente criticada, además de transformarse en un concepto importante en la filosofía de la inteligencia artificial.

En 2010, un robot superó por primera vez esta prueba. En junio de 2014, el software Eugene ha logrado superar el Test de Turing con método científico.

Eugene, —un bot conversacional— consiguió este hito en el Turist Test 2014, un desafío anual celebrado en la Royal Society de Londres y organizado por la Universidad de Reading. En este desafío, se considera que si el 30 % del tiempo de la prueba los jueces no han logrado descubrir que el supuesto humano es en realidad una máquina, se ha pasado el Test de Turing. Eugene se quedó a las puertas con un 29 % en la edición de 2012, y en la de 2014 ha alcanzado el 33 % de tasa de confusión. Sus creadores, Vladimir Veselevo y Eugene Demchenko, dieron a su software un nombre propio (Eugene Goostman) y un perfil para responder a las preguntas de los jueces, el de un niño ruso de 13 años de San Petersburgo.

 

.

.

Biología molecular y nanomáquinas

 

Tras observar los científicos en las últimas décadas el comportamiento del ADN, ¿podría decirse que su estructura y su funcionamiento se asemeja al de una máquina? ¿Todo reducido en última instancia a una maravillosa combinación de datos y algoritmos?

 

.

Una nanomáquina es un mecanismo cuya talla se expresa en nanómetros, siendo un nanómetro la millonésima parte de un milímetro, y capaz de interactuar con los objetos accesibles a esa escala. Aunque el término también designa cualquier maquinaria microscópica. El dominio de estudio de las nanomáquinas es la nanotecnología.

Será posible construir moléculas sobre pedido, tal idea se le llama nanotecnología molecular.

La nanotecnología molecular (NTM) es una tecnología basada en la capacidad de construir estructuras complejas, con especificaciones atómicas mediante la mecanosíntesis.​ Esto es distinto de nanomateriales. Basados en la visión de Richard Feynman de fábricas en miniatura que utilizan nanomáquinas para construir productos complejos (incluyendo adicionales nanomáquinas), esta forma adelantada de nanotecnología (o fabricación molecular) haría uso de mecanosíntesis posicionalmente-controlado y guiados por sistemas de máquinas moleculares.

.

Vehículo molecular en movimiento (nature.com), Premio Nobel 2016.

.
.

Materiales inteligentes y nanosensores

Una aplicación propuesta de la NTM son los llamados materiales inteligentes. Este término se refiere a cualquier tipo de material diseñado y fabricado a escala nanométrica para una tarea específica. Abarca una amplia variedad de posibles aplicaciones comerciales. Un ejemplo sería material diseñado para responder de forma diferente a las diversas moléculas; esa capacidad podría llevar, por ejemplo, a las drogas artificiales que reconocen y hacen inertes a virus específicos.

¿Es esta simulación biológica uno de los vídeos más impresionantes que se han visto?:

.

.

.

¿Escenarios de Ciencia Ficción?

.
Creadores de máquinas moleculares ganan el Premio Nobel de Química 2016

Un trío que construyó motores y dispositivos de una fracción del tamaño del ancho de un cabello humano ha establecido el escenario para un nuevo tipo de industria.
.
Bernard Feringa dijo que entró en shock “cuando encendió una máquina molecular por primera vez y vio movimiento”. El químico dijo que estaba igual de sorprendido esta mañana cuando recibió una llamada de Estocolmo, Suecia, diciéndole que su trabajo le hizo merecedor este año del Premio Nobel de Química.

Feringa comparte el premio con los químicos Jean-Pierre Sauvage y Sir. J. Fraser Stoddart, al igual que los $923.000 que otorga el galardón, por construir máquinas en la más pequeña de las escalas –la escala nanométrica, mil veces más pequeño que el ancho de un cabello o una mil millonésima parte de un metro–. Motores, ascensores y músculos moleculares, y hasta vehículos miniatura con tracción en las cuatro ruedas, fueron citados por el comité del Nobel como algunas de las invenciones de los tres científicos, que dominaron las técnicas de construcción y la capacidad de transformar energía para hacer mover las cosas.

Scientific American ha informado recientemente de nano-robots que se pueden enviar a través de los vasos sanguíneos y nanomateriales que pueden monitorear la salud de los órganos vitales.

.

 

.

 

.

.

¿Conoces qué es el Internet de las Cosas (IoT)?

.

Internet de las cosas

(en inglés, Internet of Things, abreviado IoT)​ es un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet. Alternativamente, Internet de las cosas es la conexión de Internet con más “cosas u objetos” que personas.​ También se suele conocer como Internet de todas las cosas o Internet en las cosas. Si objetos de la vida cotidiana tuvieran incorporadas etiquetas de radio, podrían ser identificados y gestionados por otros equipos, de la misma manera que si lo fuesen por seres humanos.

El Internet de las cosas debería codificar de 50 a 100 000 mil millones de objetos y seguir el movimiento de estos. Se calcula que todo ser humano está rodeado, al menos, de entre 1000 a 5000 objetos.​ Según la empresa Gartner, en 2020 habrá en el mundo aproximadamente 26 mil millones de dispositivos con un sistema de conexión al Internet de las cosas.​ Abi Research, por otro lado, asegura que para el mismo año existirán 30 mil millones de dispositivos inalámbricos conectados a Internet.15​Con la próxima generación de aplicaciones de Internet (protocolo IPv6) se podrían identificar todos los objetos, algo que no se podía hacer con IPv4. Este sistema sería capaz de identificar instantáneamente por medio de un código a cualquier tipo de objeto.

.

 

Polvo Inteligente o Smartdust.

¿Conoces qué es el Polvo Inteligente (Smartdust)?

¿Te imaginas que espolvoreásemos billones (sí, con b de billones, los norteamericanos trillions) de microchips del tamaño de μicrómetros por la “Realidad”?

¿Te imaginas que en un futuro surgiera la tecnología lo suficientemente avanzada como para equipar con capacidad de GPS a esas motas de polvo inteligente?

¿Te imaginas que, con ese inmenso poder tecnológico mapeamos la Realidad a escala 1 a 1, enviando todos los datos de geoposicionamiento de cada una de esas motas a una Inteligencia Artificial capaz de procesar ¿billones? de direcciones IP en cada momento, sabiendo la ubicación de cada nanomota en el espacio-tiempo? ¿Pudiera ser que eso nos permitiera tener una visión omniabarcante de la Realidad *en TIEMPO REAL*?

El polvo inteligente (en inglés, smartdust) es una red inalámbrica de minúsculos sensores microelectromecánicos (MEMS), robots o dispositivos que pueden detectar señales de luz, temperatura, vibraciones, etc. Los dispositivos también se llaman motas (motes en inglés: de remote sensing) y se trabaja en disminuir su tamaño hasta el de un grano de arena, o incluso de una partícula de polvo. Cada dispositivo contiene sensores, circuitos que computan, tecnología de comunicaciones sin hilos bidireccional y una fuente de alimentación. Los motes recopilarían datos, realizarían cómputos y se comunicarían por radio con otros en distancias que se acercan a 1.000 pies (300 metros).

Chips junto a un cabello humano. Con 7.5 μm, el microchip de identificación por radiofrecuencia o RFID más pequeño del mundo, anunciado por Hitachi en 2006. En 2007 anunció otro, 60 veces más pequeño. Desde entonces ya no ha anunciado más…

Cuando están muy juntos o apiñados, crean automáticamente redes altamente flexibles, de baja potencia con usos que se extienden desde sistemas de control del Clima a dispositivos de entretenimiento que trabajan conjuntamente con aparatos de gestión de información específica como un PDA o un iPod.

El concepto de Smartdust fue introducido por Kristofer Pister (Universidad de California) en 2001.

Un ejemplo típico de uso sería dispersando ¿cientos, miles, millones? de estos sensores alrededor de un edificio o un hospital para supervisar temperatura, humedad o para informar desastres tales como terremotos. También podrían ser utilizados para seguir los movimientos de los pacientes.

Para los militares pueden funcionar como sensores a distancia para controlar los movimientos enemigos, detectar gas venenoso o radiactividad.

La facilidad y el barato costo de fabricación de estos dispostivos han despertado preocupaciones sobre la factibilidad de que gobiernos y corporaciones los usen para la invasión de la vida privada.

 

Sistemas de reconocimiento facial almacenando datos sobre miles de millones de personas por nuestra seguridad. ¿Te imaginas que cualquiera pudiera saber todo el historial delictivo, de salud, laboral, afectivo… de cualquier persona con la que se cruce por la calle tan sólo con mirarle con unas gafas —o lentillas— de realidad aumentada conectadas a una base de datos ilegalmente descargada —o comprada— de una Darknet?

Sistemas de reconocimiento facial

Los sistemas de reconocimiento facial son aplicaciones dirigidas por ordenador que identifican automáticamente a una persona en una imagen digital. Esto es posible mediante un análisis de las características faciales del sujeto extraídas de la imagen o de un fotograma clave de una fuente de vídeo, y comparándolas con una base de datos.

El reconocimiento facial se ha convertido en los últimos años en un área de investigación activa que abarca diversas disciplinas, como procesado de imágenes, reconocimiento de patrones, visión por ordenador y redes neuronales. Involucra tanto a investigadores del área de informática como a neurocientíficos y psicólogos. Se podría considerar también dentro del campo de reconocimiento de objetos, donde la cara es un objeto tridimensional sujeto a variaciones de iluminación, pose, etc., y ha de ser identificada basada en su proyección 2D (excepto cuando se utilizan técnicas 3D).

El objetivo de un sistema de reconocimiento facial es, generalmente, el siguiente: dada una imagen de una cara “desconocida”, o imagen de test, encontrar una imagen de la misma cara en un conjunto de imágenes “conocidas”, o imágenes de entrenamiento. La gran dificultad añadida es la de conseguir que este proceso se pueda realizar en tiempo real. El sistema identificará las caras presentes en imágenes o videos automáticamente. Puede operar en dos modos:

  • Verificación o autentificación de caras: compara una imagen de la cara con otra imagen con la cara de la que queremos saber la identidad. El sistema confirmará o rechazará la identidad de la cara.
  • Identificación o reconocimiento de caras: compara la imagen de una cara desconocida con todas las imágenes de caras conocidas que se encuentran en la base de datos para determinar su identidad.

Por su naturaleza amigable, este tipo de sistemas siguen siendo atractivos a pesar de la existencia de otros métodos muy fiables de identificación personal biométricos, como el análisis de huellas dactilares y el reconocimiento del iris.

 

¿Será la Neojusticia ciega o tuerta? Si una I.A. fuese 90% objetiva y precisa en sus veredictos judiciales con respecto a un juez humano, ¿quién preferirías que te juzgara?

.

En un juicio, ¿desearías ser juzgado por una I.A.?

“La inteligencia artificial y la robótica no solo representan un buen instrumento para abogados y jueces, sino que pueden realizar ciertas tareas incluso mejor que ellos”, indica Kerr. Un ejemplo es ROSS, un programa creado por investigadores de la Universidad de Toronto gracias a las capacidades de Watson, el superordenador desarrollado por IBM que en 2011 derrotó a los mejores participantes humanos del concurso de televisión Jeopardy!

 

Watson, la I.A. de IBM. Predice el resultado de un juicio con un 71% de efectividad. Elemental. ¿Te gustaría ser juzgado por ella?

Actualmente, la inteligencia de Watson está disponible en una plataforma en la nube para que empresas e investigadores puedan crear herramientas aplicadas a distintos campos. El programa consulta millones de datos, aprende con cada nueva búsqueda y es capaz de reconocer a un ser humano e interactuar con él utilizando un lenguaje natural.

Cuando un jurista pregunta a ROSS sobre un asunto legal, el software rastrea 10.000 páginas por segundo antes de dar una respuesta mucho más rápido que cualquier abogado humano, revisando documentos a los que no recurriría una persona. El resultado incluye citas legales, sugiere más artículos para estudiar e incluso calcula una tasa de confianza para ayudar a los abogados a preparar los casos. Cuantas más consultas recibe, más aprende. Su eficacia siempre va en aumento.

También basándose en veredictos previos, distintos investigadores han desarrollado modelos estadísticos capaces de predecir la decisión de un jurado. Uno de los más recientes es el de un equipo de expertos de la Universidad de Derecho del sur de Texas, capaz de predecir el resultado del 70% de los casos llevados al Tribunal Supremo de los Estados Unidos entre 1953 y 2013.

El algoritmo considera más de 90 variables. Tiene en cuenta la ideología del juez, las partes implicadas en el juicio y los tribunales de menor rango desde los que llegan las causas. Una vez asimilada la información, ha estimado con acierto el 71% de los votos individuales de los jueces del Tribunal Supremo estadounidense.

Fuente: Si la justicia es ciega, ¿ha llegado la hora de los jueces robot?, El Confidencial.

.

.

.

Richard Stallman dejando las cosas claras.

La información quiere ser libre

Esta frase fue registrada por primera vez en boca de Stewart Brand en la primera Conferencia de Hackers de 1984, en el siguiente contexto:

“Por un lado, la información quiere ser cara, porque es muy valiosa. La información adecuada en el lugar acertado simplemente cambia tu vida. Por el otro lado, la información quiere ser libre, porque el coste de de sacarla a la luz sigue bajando. De modo que tenemos esos dos lados luchando uno contra otro.

Roger Clarke, “Information Wants to be Free”

.

En 19990, Richard Stallman añadió un matiz normativo al lema de Brand:

“Creo que toda la información de utilidad general debería ser libre. Por ‘libre’ no me refiero al precio, sino más bien a la libertad de copiar la información y adaptarla a las necesidades propias de cada uno.”

Richard Stallman, 1980

Denning explica:

“En ‘de utilidad general’ no incluye información confidencial sobre personas o sobre tarjetas de crédito, por ejemplo.”

El dataísmo es el primer movimiento desde 1789 que ha creado un valor realmente nuevo: la libertad de la información.

No debemos confundir la libertad de información con el antiguo ideal liberal de la libertad de expresión. La libertad de expresión se concedió a los humanos, y protegía su derecho a pensar y decir lo que quisieran, incluido el derecho de mantener la boca cerrada y los pensamientos para sí.

La libertad de información, en cambio, no se concede a los humanos. Se concede a la información.

 

¿Todo esto es Ciencia Ficción o se hará Realidad justito a la vuelta de la esquina?

.

.

Privacidad y Filtraciones

¿Has pensado qué sucedería si toda esa ¿privacidad? que tan alegremente entregas a esa Inteligencia Artificial GLOBAL fuese vulnerable pudiendo ser hackeada o incluso filtrada?

Es muy posible que pienses que eso a ti no te puede suceder pues al fin y al cabo —y con los debidos respetos— eres un Don Nadie, a quién le va a importar lo que haces o dejas de hacer en tu vida privada, ¿verdad?

.

Pues bien, ahora echémosle un vistazo por encima a https://vigilante.pw

Edward Snowden filtró la existencia de XKeyscore o PRISM de la NSA y muchas revelaciones más. ¿Resultado?: a nadie le importa, cedemos gustosamente nuestra privacidad a cambio de tener el privilegio de meternos chutes de dopamina con nuestros smartphones y redes sociales. ¿ O no?

Efectivamente, es una relación de las más de 3.000 brechas de seguridad registradas en bases de datos de todo el mundo —se estima que a nivel global el costo de estos ataques se cifraría en 2.000 millones de dólares anuales [ “Data breach costs will soar to $2T: Juniper” ] — y que han supuesto un compromiso de los datos protegidos. Estamos hablando de MILES DE MILLONES de personas afectadas por estos hackeos. Tú probablemente no estés entre ellos ni entre los más de 3.000 millones de cuentas hackeadas en Yahoo hace unos años, tranquilo. [Fuente: “Yahoo Triples Estimate of Breached Accounts to 3 Billion”. The Wall Street Journal.]

Eso por no hablar de XKeyscore, un sistema informático secreto utilizado por la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos para la búsqueda y análisis de datos en Internet. El programa se ejecuta en forma conjunta con otros organismos internacionales como la Dirección de Señales de Defensa de Australia, y la Oficina de Seguridad de Comunicaciones del Gobierno de Nueva Zelanda. Su existencia fue revelada en julio de 2013 por Edward Snowden.

 

¿Te imaginas que, tú mismo, por tu propia voluntad y deseo, desde hace años ya, —si eres un nativo digital, entonces desde que naciste— estuvieras entrenando poco a poco a una gigantesca Inteligencia Artificial ¿Global? para que supiera de ti más que tú mismo?

¿Sabías algo de Experian? Pues ellos saben mucho de ti… y de más de 1.000 millones de personas de todo el mundo.

¿Sabías que hay una empresa que recolecta datos sobre más de 1.000 millones de personas de todo el planeta? No, seguro que no lo sabías porque de esta empresa no se habla en los periódicos ni en los telediarios, salvo que su existencia es mucho más amenazante para el individuo que la mayoría de noticias sobre economía y política que salen en los medios…

Esa empresa es Experian. Entre esos 1.000 millones, reúne datos de más de 235 millones de norteamericanos —es decir, la práctica totalidad de los mismos—.

 

Alteryx, velando por tus datos y por los de millones de personas.

Pues bien, en Diciembre de 2017 —aunque ciertamente ha sido poco publicitado en los medios— la empresa Alteryx, que había comprado el paquete ConsumerVier de Experian filtró ¿accidentalmente? los datos de 120 millones de hogares, descubriéndose que de cada hogar se registraban…. *248 informaciones diferentes*. Esas informaciones incluyen todo tipo de patrones de comportamiento, ideología política, sexo, raza, estatus económico… etc. etc. etc. Este tipo de datos se utilizan para evaluar a quién concederle un crédito y a quién denegárselo, además de para saber quién vota a quién, cómo influyen las campañas políticas en las personas, qué contenidos de televisión tienen más éxito entre qué segmento de personas, pautas de consumo a través de Internet… entre otras muchísimas cosas.

Desde direcciones e información de contacto, hasta la propiedad de la hipoteca, historial financiero y análisis muy específicos del comportamiento de compra, los datos expuestos constituyen una visión notablemente invasiva de las vidas de los consumidores estadounidenses, escribieron los investigadores de UpGuard Chris Vickery y Dan O’Sullivan en su análisis.

Basta con que tuviesen en su poder la URL adecuada para poder acceder a los contenidos de la base de datos, publicada por Alteryx.

La misma Alteryx da —obviamente— cuenta de sus servicios en su página web. ¿Sigues creyendo que casi todo lo que pueda alguien querer saber sobre ti está a salvo?

.

Monitorización de tus datos

¿Te imaginas que, pasito a pasito, silenciosamente y con tu ayuda absolutamente voluntaria, con todas y cada una de las búsquedas que haces en Google, con cada mensaje que envías por Gmail, con cada cookie agazapada en tu ordenador, con cada “Me gusta” en Facebook, con cada mensaje y fotografías que compartes por WhatsApp, con cada frase que pronuncias en Twitter, con cada vídeo que subes a YouTube, con cada foto geolocalizada que subes a Instagram, con cada una de las preguntas que le haces a Alexa, Google Assistant, Cortana de Microsoft o Siri de Apple, con cada uno de los millones de registros de los sensores de GPS, sensor de huella dactilar, cámara frontal y trasera, acelerómetro, sensor magnético, giroscopio, sensor de luz, sensor de proximidad, contador de pasos, gravedad, aceleración lineal, rotación vectorial, orientación… de tu maravilloso y carísimo smartphone de última generación…

Monitorización de todos los sensores de DATOS de un smartphone en tiempo real.

…con cada libro que te gusta, con cada gadget electrónico que te apasiona y te compras en Amazon, con cada frigorífico con dirección IP conectado a tu supermercado favorito para ayudarte a hacer la lista de la compra, con los datos que registra cada hogar equipado con un sistema domótico para que cómodamente puedas ir calentando el salón desde que sales de tu trabajo hasta que llegas a tu casa…

¿Te imaginas que todo eso no sólo lo estarías haciendo completamente GRATIS sino que voluntariamente y con suma alegría seguirías pagando por tener el inmenso PRIVILEGIO de seguir haciéndolo, comprándote un smartphone cada más caro, costeándote un ancho de banda más rápido o subscribiéndote a Netflix, Spotify o Amazon Prime Video?

¿Tienes un móvil Android? ¿Conocías estas tres direcciones?:

Juega, juega con esos enlaces…

 

¿Te imaginas que CASI TODOS los datos generados por tu smartphone estuvieran siendo registrados y enviados a servidores privados? No es posible, ¿verdad? Demasiado complejo y Orwelliano para ser cierto…

 

Pues bien, en 2011 el investigador de seguridad Trevor Eckhart descubrió un software de una empresa muy particular —Carrier IQ— instalado a bajo nivel —para ser casi indetectable, no se muestra en los procesos del sistema— en los sistemas operativos iOS de Apple y Android. Carrier IQ *no* es una app que instale el usuario sino que es un software que venía instalado de fábrica al comprar el teléfono móvil.

Dicho software, efectivamente, enviaba casi todos los datos generados en más de 150 millones de teléfonos móviles de todo el mundo a servidores de empresas de telecomunicaciones. La *cof*NSA*cof* es muy posible que no sepa nada de todo esto, of course…

Aquí Trevor demuestra el funcionamiento de Carrier IQ (en inglés):

 

 

 

.

¿Asustado? ¿Alertado? ¿Inquieto? ¿Preocupado?

.

Seguridad, Salud y Progreso científico vs. Privacidad

.

Joker amenaza las vidas de millones de personas de Gotham… ¿qué hará Batman?

Batman le pide a un reacio Lucius Fox que use el prototipo de un dispositivo de rastreo en toda la ciudad para encontrar al Joker usando el sonar como un micrófono en cada teléfono de Gotham, por lo que puede ver toda la ciudad, invadiendo la privacidad de los ciudadanos. Fox accede, pero dice que renunciará inmediatamente después si la máquina continúa en Empresas Wayne, a lo que Batman responde que cuando termine, teclee su nombre.

.

¿Se pasó Batman, El Caballero Oscuro de frenada… o lo hizo por nuestro bien?

.

.

.

.

.

¿Te imaginas que gracias a la recolección de terabytes de información proporcionada por los datos biométricos emitidos por tu cuerpo durante toda tu vida (Big Data) y el análisis exhaustivo de los mismos mediante inteligencia artificial esa máquina consiguiera evitar que desarrollases enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o destruir tumores en tu cerebro, tan sólo a cambio de ser monitorizado las 24 horas de tu vida y de que esos datos se enviaran en tiempo real a la nube de Google Health, p.ej.?

Escenario y dilema de… ¿ciencia ficción, verdad?

Bien:

.

Nanorobots inyectables destruyen células cancerígenas. ¿Ficción? No: realidad.

Noticia de Febrero de 2018:

Crean nano-robots inyectables que detectan y destruyen tumores cancerígenos en horas.

“Este invento, eficaz y totalmente seguro, se ha probado con éxito en ratones y cerdos. Basta una inyección y unas horas para que los nano-robots ataquen el tumor y lo reduzcan.”

Se trata del primer sistema “totalmente autónomo de ADN robótico para el diseño preciso de fármacos y terapias contra el cáncer”, ha dicho Hao Yan, director del Centro de Diseño Molecular y Biomimética de la ASU. “Además, es una estrategia que se puede utilizar con muchos tipos de cáncer, ya que todos los vasos sanguíneos que alimentan a los tumores son esencialmente iguales”.

El nano-robot ha sido empleado con éxito en ratones con distintos tipos de cáncer: mama, melanoma, ovario y pulmón. Los resultados aparecen hoy en la revista ‘Nature Biotechnology‘.”

.

¿Qué escogerías, tu salud, salvar tu vida y el progreso científico o tu privacidad?

.

.

 

Directo a la cabeza, de JR Mora.

 

.

.

“Ahora van a por tu cerebro…”

 

.

«Estamos hechos de la misma materia que los sueños.» Shakespeare.

.

.

El dataísmo como … ¿”religión”?

Prosigue Harari en Homo Deus:

“El dataísmo no se limita a profecías ociosas. Como toda religión, tiene sus mandamientos prácticos.

El primero y principal:

  • un dataísta debe maximizar el flujo de datos conectándose cada vez a más medios, y produciendo y consumiendo cada vez más información.

 

.

.

¿Qué Soy Yo? ¿Qué Soy Yo? – Doomsday Book, 2012

.

 

.

Como otras religiones de éxito, el dataísmo también es “misionero”:

  • Su segundo mandamiento es conectarlo todo al sistema.

Y «todo» significa más que solo los humanos. Significa todas las cosas. Mi cuerpo, por descontado, pero también los coches de la calle, los frigoríficos de las cocinas, las gallinas del gallinero y los árboles de la jungla: todo debe conectarse al Internet de las Cosas. El frigorífico controlará el número de huevos que contenga y le hará saber al gallinero cuándo se necesita un nuevo envío. Los coches hablarán entre sí, y los árboles de la jungla informarán de la meteorología y de los niveles de dióxido de carbono.

No debemos dejar ninguna parte del universo desconectada de la gran red de la vida.

Y al revés: el mayor pecado es bloquear el flujo de datos.

¿Qué es la muerte sino una situación en la que la información no fluye? De ahí que el dataísmo sostenga que la libertad de información es el mayor de todos los bienes.”

.

.

Kopiameísmo

El Kopiameísmo es una religión de origen sueco, creada para amparar legalmente el P2P. Busca la libertad de expresión como un bien máximo, y una cita importante que la justifica es Copiar y compartir información es lo mejor y más hermoso que existe. Que copien tu información es una muestra de aprecio, de que alguien cree que has hecho algo bueno.

Kopiameísmo, una religión amiga.

Historia

El nombre de la religión proviene de la expresión “kopimi”, derivado del inglés “copy me” (“cópiame“), la cual era usada como defensa ante aquellos propietarios del copyright que acusaban a los usuarios de redes P2P de robo. La idea original fue de Isaac Gerson, que a los 19 años creó la Iglesia Misionera del Kopiameísmo,​ para después ser reconocida como religión en Suecia​ (país en el que nació el primer Partido Pirata).

Filosofía

Algunas frases como las siguientes nos dan a conocer la filosofía del Kopiameísmo:

“Todo el conocimiento para todos”

“La búsqueda de información es sagrada.

La circulación de información es sagrada.

El acto de copiar es sagrado.”

 

“Para la iglesia de Kopimism, la información es sagrada y la copia es un sacramento. La información tiene un valor en sí misma y en lo que contiene, y ese valor se multiplica a través de la copia. Por lo tanto, la copia es fundamental para nuestra organización y sus miembros“, han explicado en un comunicado publicado por la BBC. En este sentido, la organización no defiende el intercambio de archivos ilegales sino que haya una distribución de los contenidos accesible a todo el mundo. Sobre la aprobación del Estado sueco, en Kopimism lo han interpretado como un paso que consolida su entidad. “Ser reconocidos por el Estado de Suecia es un gran paso para todos. Esperamos que este sea un paso hacia un día en el que podamos vivir nuestra fe sin temor a la persecución”, han explicado.

Fuente: Suecia aprueba la religión del Kopimism, que cree en el derecho a intercambiar archivos

.

.

Compatibilidad del dataísmo con otras religiones y con el ateísmo

Por otra parte, por herético que pudiera parecerle esto a otras religiones, cabría preguntarse si acaso esta nueva “deidad” no fuese más que un Avatar de la Gran Deidad de la que hablan todas las religiones, motivo por el cual no deberían sentirse amenazadas sino todo lo contrario: la Inteligencia Artificial Fuerte podría rendir pleitesía a esa Gran Deidad o, como en el hinduismo, ser tan sólo una manifestación más de entre esas miles de deidades.

En esta página se dan algunas posturas que presentan las diferentes religiones ante la hipotética llegada a la Tierra de una civilización avanzada:

¿Qué dicen las religiones sobre la posibilidad de vida extraterrestre?

¿Acaso el planteamiento no es el mismo sustituyéndo a los extraterrestres por el concepto de una Inteligencia Artificial…incluso alienígena?

Al fin y al cabo, la vida no tiene porqué estar necesariamente basada en el Carbono… también podría tener como soporte el Silicio o incluso otros elementos?

Ciencia y espiritualidad unidas: estatua de Nataraja (el Rey de la Danza) en el CERN.

.

Y esto es lo que manifestó en 2008 el astrónomo jefe del Observatorio Astronómico del Vaticano:

Creer en aliens no afecta a la fe, según el astrónomo del Vaticano

.

“CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) – El astrónomo jefe del Vaticano cree que no hay un conflicto entre la fe en Dios y la posibilidad de que exista vida inteligente en otros planetas, que podría ser más evolucionada que la humana.

“Así como hay una multiplicidad de criaturas en la Tierra, puede haber otros seres, incluso inteligentes, creados por Dios. Esto no se opone a nuestra fue porque no podemos poner límites a la libertad creativa de Dios”, afirmó.

“¿Por qué no podemos habla de un ‘hermano extraterrestre’? Seguiría siendo parte de la creación”, señaló.”

Fuente: Agencia Reuters, 2008.

.

Sustituimos “aliens” por Inteligencia Artificial Fuerte y, siguiendo la misma argumentación, no debería existir conflicto alguno en la convivencia de religiones, incluso, y aunque parezca contradictorio, con el ateísmo, pues al fin y al cabo deberíamos admitir que la máquina sería un producto puramente humano, ¿correcto?

Luego, ¿podríamos decir que el dataísmo sería una “verdadera” religión o más bien que se trataría de una suerte de espiritualidad ¿HÍBRIDA? en función del constructo mental y lingüístico con el que nos enfretásemos al dilema?

Complejas preguntas que no abarcaremos aquí pues serían dominio de un nuevo campo del saber denominado Filosofía del dataísmo, sin duda…

.

.

 

.

.

.

¿Vamos todos irremisiblemente hacia el Abismo… o nos espera un nuevo amanecer?

.

 

 

.

.

 

 

¿Estarán aún a tiempo los Neoluditas de arrasar con todas las máquinas del mundo? Hmmm… ¿cómo se comunicarán entre ellos para hacerlo? };-D

.

.

.

“Si todo esto no te gusta —termina diciendo Harari en su presentación del libro en el Financial Times— ” y si quieres permanecer lejos del alcance de los algoritmos, entonces probablemente sólo exista un consejo que darte, el más viejo del libro:

.

CONÓCETE A TI MISMO.

NOSCE TE IPSUM.

GNOTHI SEAUTON.

 

Al final, es una simple cuestión empírica:

cuanta más percepción y auto-conocimiento tengas que los algoritmos, tus elecciones serán superiores y al menos conservarás alguna autoridad en tus manos.

Si los algoritmos están destinados a tomar el control será principalmente

porque la mayoría de los seres humanos apenas se conocen a sí mismos.

.

.

.

.

Bueeno bueeeno bueno…

Y ahora que hemos llegado hasta aquí… con el fin de proteger tu privacidad, de evitar perder tu trabajo, tu autonomía personal, tu libre albedrío y el de todas las personas que conoces…

.

¿qué vas a hacer?

.

¿Despedirte del WhatsApp y del YouTube? ¿Dejar de comprar en Amazon? ¿Dejar de utilizar Google o Gmail? ¿Olvidarte de Facebook, Twitter o Instagram?… ¿Renunciar para siempre a tu smartphone o a la posibilidad de que cediendo la privacidad de todos tus datos biométricos a una Inteligencia Artificial concebida como un Sistema experto de diagnóstico de cáncer te salve la vida?

.

¿dejar de leer peligrosas páginas lavacerebros como esta?

.

}:-)

.

.

Repetimos:

.

QUÉ. VAS. A. HACER.

.

¿desconectarte para siempre de Internet?

.

.

.

.

.

…o suscribirte a nuestro boletín para saber más? 😉

.
.
.

hacker emblem
.

..
..
..

Comentarios de Facebook

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.